Personas
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Empresa
Servicios a Jubilados
Institucional
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Cancelar

Brasilia, 25 de febrero de 2021 - El Senado de Brasil aprobó ayer el proyecto de ley que autoriza a los estados, municipios y al sector privado a comprar vacunas contra el covid-19. El texto también permite que los compradores asuman la responsabilidad civil de la inmunización, lo que abre el camino para que ingresen al país nuevas variedades de vacunas. El proyecto va a la Cámara de Diputados. La información es de la Agencia Senado. Según el texto, se autoriza la compra por estados y municipios para los casos en que el gobierno central no cumpla con el Plan Nacional para la Operacionalización de la Vacuna contra covid-19, o cuando no se cumpla la cobertura inmunológica prevista por el gobierno central. La norma se sustenta en una decisión emitida esta semana por el Supremo Tribunal Federal (STF), que consideró constitucional la iniciativa de las entidades de la federación en estos mismos casos. Además, al realizar la adquisición por cuenta propia, los estados y municipios, por regla general, no utilizarán sus propios recursos, debiendo ser reembolsados por el gobierno federal por el monto desembolsado. SECTOR PRIVADO El sector privado, por su parte, está obligado a donar todas las dosis compradas al Sistema Único de Salud (SUS) mientras se realiza la vacunación de los grupos prioritarios definidos por el Ministerio de Salud. Una vez completado este paso, las empresas podrán quedarse con la mitad de las vacunas que compran y deben aplicarse de forma gratuita. La otra mitad debe enviarse al SUS. El proyecto también autoriza a la Unión, los estados y los municipios a asumir la responsabilidad de indemnizar a los ciudadanos por los posibles efectos secundarios causados por las vacunas. Este es un requisito que imponen algunas empresas manufactureras, como Pfizer y Janssen, cuyas vacunas aún no han llegado a Brasil. Para cubrir estos riesgos, la administración pública puede brindar garantías o contratar seguros privados. Todas las medidas se aplican únicamente a las vacunas con uso autorizado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria. ARSENAL CONTRA EL VIRUS El senador Randolfe Rodrigues, quien fue el relator del artículo, reconoció el carácter excepcional de las reglas, que solo serán válidas durante la pandemia del covid-19, pero dijo que son necesarias para darle a Brasil más condiciones de combate. la enfermedad. Señaló que, si bien la oferta mundial de inmunizadores está aumentando, el país solo cuenta con dos vacunas disponibles (CoronaVac y Oxford-AstraZeneca). Pfizer ya ha recibido el respaldo de Anvisa, pero el gobierno federal aún no ha pronosticado una compra. La iniciativa del proyecto provino del presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, quien se reunió a principios de esta semana con representantes de Pfizer y Janssen, junto con Randolfe. Según él, el texto se elaboró tras consultar al Ministerio de Salud y "sin ningún conflicto". Para el presidente del Senado, el empoderamiento de los estados y municipios en la compra de vacunas no debe verse como una disputa con la Unión. CASOS DE OMISIÓN Durante la discusión en el Pleno, la senadora Simone Tebet (MDB-MS) sugirió un ajuste en el texto para dejar claro que la compra de vacunas debe ser realizada "preferentemente" por la Unión, teniendo los estados y municipios una participación "complementaria". en los casos de omisión. También fue su sugerencia que la Unión reembolse a los estados y municipios. Simone Tebet explicó que esta fórmula mantiene la obligación de liderar la lucha contra la pandemia con el gobierno federal. Edición: Gustavo Nicoletta (g.nicoletta@cma.com.br)