Personas
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Empresa
Servicios a Jubilados
Institucional
Servicios a Jubilados
Servicios a Jubilados
Cancelar

Barras

Con una trayectoria de más de 70 años en el rubro, ponemos a tu disposición barras de oro “de buena entrega”, denominadas a nivel internacional como “Good Delivery”, de máxima pureza o 999.9, condición requerida por el BCRA para la comercialización de las mismas en Bancos y Entidades autorizadas.

Invertir en oro es una buena elección si deseás agregar valor a tu portfolio de inversiones. En estas barras de oro vas a encontrar grabado tanto el ensayo como el peso, características que le permiten ser aceptadas en cualquier parte del mundo por Bancos Centrales, Comerciales y demás Entidades.

El peso de las barras oscila entre 1 y 1000 gramos, siendo la Onza Troy la unidad de medida por excelencia, equivalente a 31,10 grs. Todas nuestras barras se entregan acompañadas de un Certificado de Autenticidad con su correspondiente número de serie, particularidad que garantiza liquidez permanente, tanto nacional como internacional.



Oro amonedado

La Libra Elizabeth es una moneda británica de 7,322 grs. que muestra en su anverso el busto de Elizabeth ll, rodeado por una frase en latín: “Dei gratia Regina f:d”, que significa “Por la gracia de Dios, reina”. En el reverso puede visualizarse a San Jorge (patrono de Inglaterra) matando al mítico dragón.

Esta moneda de oro es altamente valorada por su historia y es una de las más conocidas a nivel mundial.

En 1489 se comienza a acuñar el Soberano de Oro, conocido en nuestro país como la “Libra de Oro”. Esta moneda aparece en el reinado de Enrique VII de Inglaterra y dura hasta el año 1604.

La Libra Antigua le debe su diseño al orfebre italiano Benedetto Pistrucci, quien ha incorporado en ella al patrono San Jorge luchando contra el dragón, en su reverso y a la efigie del soberano de cada época, en el anverso.

La acuñación se retoma en el año 1817 gracias a la ley del ”Great Recoinage”, la cual fijó el peso de la Libra Antigua en 7,322 gramos de oro fino.

El Chileno de Oro es una moneda de 0.900 de pureza, acuñada por primera vez en el año 1932, con un valor nominal de 50 pesos.

Su acuñación no fue continua a lo largo de los años y la última producción data de 1980.

El anverso de la moneda muestra el perfil izquierdo de un rostro femenino que representa la alegoría de la libertad, envuelta en un manto con la estrella de 5 puntas Chilena, rodeada con la inscripción: REPUBLICA DE CHILE y la fecha de acuñación debajo. El reverso muestra la estrella de 5 puntas en el escudo coronado por un penacho de plumas, sostenido por dos animales sobre una corona de laurel, y se puede leer la inscripción: CIEN PESOS 100 Ps DIEZ CONDORES.

Comúnmente se conoce al Chileno de Oro a la moneda de 10 Cóndores, que tiene un valor nominal de 100 pesos y un peso de 18.3057 grs. de oro fino.

En 1967 fue acuñado por primera vez el Krugerrand de Oro. Recibe este nombre en honor a Paul Kruger (1825-1904), presidente de la antigua República de Sudáfrica.

Su peso es de 1 Onza, o sea 31,10 grs.

En el reverso de la moneda se muestra al antílope sudafricano, uno de los símbolos nacionales del país, mientras que en el anverso se visualiza el busto de Paul Kruger.

El curso legal que le fue otorgado a esta moneda permitió a los ciudadanos de Estados Unidos, durante la prohibición a la propiedad privada de oro (de 1934 a 1974), comprar oro de forma legal.

El Krugerrand es acuñado con una aleación de oro y cobre por lo que su aspecto es más rojizo que las monedas de oro aleadas sólo con plata.

La unificación monetaria argentina, establecida mediante la Ley 1130, se adecuó al sistema de la Unión Latina, con base en 1 peso equivalente a 25 gramos de plata de 900 milésimas o 1,6129 gramos de oro de igual título. Esta relación dio lugar al ARGENTINO ORO de 8,0645 gramos de oro de 900 milésimas, equivalente a 5 pesos, moneda que junto al “medio argentino” (2,50 pesos) constituyeron las únicas piezas emitidas bajo el imperio de esa Ley.

La acuñación realizada en la Casa de Moneda de la Nación, comprendió el período 1881/89 y volvió a acuñarse por última vez en 1896.

La conversión del oro fue suspendida en 1929 y al crearse el Banco Central, en 1935, el encaje áureo de la Caja de Conversión pasó a la nueva autoridad monetaria a razón de 5 pesos papel por 1 peso oro.

Así como la efigie de la Libertad, que Oudiné grabó en su reverso, se convirtió a través del tiempo en la imagen fiscal de la República, el Argentino Oro (como se llamó a la moneda de 5 pesos), además de su curso legal y su función como garantía de emisiones fiduciarias y el valor de atesoramiento, ha sido para cuatro generaciones, y aún después, nuestra moneda áurea por excelencia, emblema de soberanía monetaria y símbolo de solidez y estabilidad del signo monetario de nuestra patria.

La acuñación de las monedas de oro peruanas comienza a mediados del siglo XIX. Actualmente se comercializan muchas de ellas y probablemente la más reconocida sea “Cien Soles de Oro” de 42,1264 grs. de oro.

El Sol Peruano de Oro, en su anverso, representa una alegoría a la Libertad con un cetro en su mano y un escudo con un sol en la otra, rodeada por la leyenda: “CIEN SOLES DE ORO GRS 42.1264 DE ORO FINO”. En su reverso se puede apreciar el escudo peruano y la leyenda: “PESO: 468071 – RESPUBLICA PERUANA – NUEVE DECIMOS FINO – LIMA”.

El Ducado es una moneda de oro antigua, acuñada en varios países de Europa y durante diversas épocas. Tiene 13.93 grs. de oro y su pureza es de 0.986.

Durante el siglo XVI, Austria comenzó a acuñar Ducados. Hasta 1858 la moneda fue de curso legal y posteriormente se utilizó como moneda de canje. La acuñación continuó año tras año, hasta que en 1915, con la Primera Guerra Mundial, se prohíbe la emisión de monedas de oro.

Actualmente los Ducados de Oro llevan un diseño que data de 1872, pues tienen la imagen del emperador Franz Joseph I, en el anverso y el escudo de Austria con el águila bicéfala, en el reverso.

Todos los Ducados de oro austriacos posteriores a 1915 se han acuñado con ese año de emisión.

El “Centenario” es la moneda de oro más conocida de esta época. Fue acuñada por primera vez en el año 1921 con el propósito de conmemorar el 100º aniversario de la independencia de México.

En el Mexicano de Oro muestra en su anverso la imagen de la Victoria Alada, conocida en México como el “El Ángel de la Independencia”, con una corona de laurel en su mano derecha y una cadena rota en la izquierda. El año 1821, que se visualiza a su izquierda, conmemora a la independencia, mientras que el que está a su derecha representa el año de acuñación. A la izquierda también aparece el valor nominal de la moneda: 50 PESOS y sobre la derecha el contenido de oro puro: 37.5 grs. El reverso muestra el escudo de armas de México, un águila posada sobre un cactus con una serpiente en su pico y la leyenda ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

El Panda de Oro comenzó a acuñarse en el año 1982 en la República Popular de China.

Su peso es de 1 Onza, o sea 31,10 grs.

En el anverso de la moneda se muestra a un oso panda en diferentes circunstancias, el diseño del mismo ha cambiado todos los años, excepto en el 2001 y 2002. En esta cara también se puede leer su valor nominal y pureza (999,9% oro). En el reverso se aprecia el “Templo del Cielo”, el año de emisión y una inscripción perimetral que rodea dicho Templo: REPUBLICA POPULAR DE CHINA, que han sufrido variaciones tanto de estilo como de tamaño con el correr del tiempo.

El “Maple Leaf” de oro (“Hoja de Arce”) es una moneda de oro emitida en Canadá, que tiene una extraordinaria pureza y no contiene aleación alguna.
Su peso es de 1 Onza, o sea 31,10 grs.

El Maple de Oro fue emitido por primera vez en el año 1979, superando al Krugerrand que era la moneda de oro vigente de mayor pureza hasta el momento.

Fue la primera moneda de inversión de oro con el 99,9% de pureza y en 1983 “The Royal Canadian Mint” (La Casa de la Moneda Canadiense) aumentó dicho porcentaje al 99,99%.

En el anverso del Maple de Oro se puede observar la imagen de la Reina Isabel II de Gran Bretaña, con el valor nominal y el año de acuñación. El reverso lleva grabada una hoja de arce, con la pureza (9999) a cada lado, la palabra “CANADA” en la parte superior y la leyenda “FINE-GOLD –el peso correspondiente a la moneda- OR PUR” en la parte inferior.